The Last of Us tiene «algo» y sois vosotros

Medianoche, faltan menos de 24 horas para que The Last of Us Parte II llegue a aquellos hogares que lo tengan reservado en formato digital. El corazón late fuerte, late por que sabe que esto termina, termina un viaje, uno de muy bonito. Mi corazón no puede retener tanto amor por todo lo vivido, ni tan solo compartirlo con todos los fans a través de las redes, debe sacarlo en carne viva. Por esto, estáis leyendo las palabras más personales escritas por este equipo. Equipo que nació con un único fin, compartir la pasión que todos tenemos por dos personas, Joel & Ellie.

Mirar atrás, es volver tu ser en un sentimiento de recuerdos, convertirte en un sentimental, tierno y ñoño. Pero es inevitable hacerlo, mirar atrás es ver un largo recorrido, uno de muy largo. Largo pero precioso. Si me dijeran, ¿Cuándo supiste que harían The Last of Us Parte II, querrías tener un DeLorean para viajar al 19 de junio de 2020? Mi respuesta es y será siempre: NO.

Si un viaje hasta el momento de poder disfrutar de una historia que tanto nos llenó en aquel 2013 y en los años venideros, muchos de nosotros, lo fuimos descubriendo, no sería nunca lo mismo, vivir la espera para esta segunda parte con la compañía de muchos fans como yo. Nada podría hacer cambiarme de opinión, porque cada momento vivido, cada momento compartido, cada sonrisa, cada teoría, cada vez que uno quería tener razón por pensar que esa mujer misteriosa era la madre de Ellie o pensar que Joel no saldría y un sinfín de vivencias compartidas, desaparecerían y nosotros, solo seríamos seres invisibles dentro de una burbuja.

RECUERDOS

Mi recuerdo empieza en un 2018, finales de un verano atípico. Era un fan más de The Last of Us como todos los que ocupan esta comunidad, ni uno más ni uno menos. Sentía que este juego, era algo más que una simple historia, que un simple viaje, que una simple relación paternofilial entre un padre sin hija y una hija sin padre. Sentía que esta historia tenía «algo» que a día de hoy todavía no he encontrado ni se que es, pero que hizo convertirme en una persona maravillosa, ese «algo» convertía a todo fan en un ser de luz.

Un día, un chico llamado @ElChasqueador twiteo un tweet, uno que vi de casualidad. Lo seguí por que vi su pasión, una pasión compartida. Vi su tatuaje, uno que me dejó perplejo de como podía amar tanto un videojuego como para realizar ese tatuaje, lo admiré y desde ese mismo instante, no tuve duda de que podía confiar en el. Sin hablar con el. Por increíble que parezca, detectar algo así no ocurre de forma casual, algo tenía y haría las delicias de la vida. Y así, empezó algo mágico. Este, es el tweet:

Entré a formar parte de una pequeña comunidad, una que compartía la misma pasión. No nombrarles sería un pecado, porque ellos forman parte del todo, os presento la Hongo Crew: Cristian (@CRISTIANDRAKEYT), Obi (@obicgames), Daniel (@danielgames11), Isa (@yoursbangerz), Joan (@Joanastic), Nat, Víctor (@ElChasqueador), Dani (@spidi091), Leti (@_Letii3), Aytha, Sr. Lema, Cristina (@paachii__), Nico (@CosteaYTF), Fanny, Mapi (@Mapuchi__), Adri, Álvaro (@wulfen3), Lydia (@garethhbae), Merryyyy, Víctor (@AidenPricefield), Mery (@hatfeltm), Mario y HAMKO.

Una comunidad en la que me sentía libre de hablar sobre algo que amaba y que muchos a mi alrededor no entendían. Que se podía aceptar, pero no terminaban de entender como un videojuego pudiera llegar a penetrar tanto un corazón para dejarlo atónito cada vez que lo volvía a jugar. Cada momento del mismo, cada instante y cada palabra, hacían que el mundo a mi alrededor despareciera y sintiera que estar en ese mundo postapocalíptico donde una Pandemia había diezmado todo el planeta, fuera la persona más feliz, ser parte de un viaje entre dos personas tan opuestas y que a la vez, fueran tan iguales, era difícil de entender a la vista de los demás.

No era infeliz, para nada. Tengo tres hijos maravillosos que me han dado la vida, que me han enseñado más que muchas de las experiencias que he vivido en mi vida. Pero The Last of Us, Joel & Ellie, tenían algo especial que me atrapaba sin poder frenar ese frenesí donde mi ser, debía estar con ellos, donde mi ser debía ser su protector y compartir cada golpe, cada estacada, cada impacto tal y como si lo hubiera recibido yo por ellos. Se convirtieron en parte de mi vida y ello, provocó que en el exterior llegara a conocer a grandiosas personas, personas con un corazón que no les cabe en su pecho.

Entrar en ese grupo de whatsapp que a día de hoy todavía existe y seguirá existiendo es una de las cosas más maravillosas que nos ha dado The Last of Us. Si lo miras en perspectiva, este videojuego trata sobre la condición humana, sobre aquellos defectos que tanto destacan y no vemos, aquellas decisiones que se toman a diario y no vemos. Ahonda en el ser humano de una forma magistral y provoca que saquemos todo nuestro amor de dentro, por que al final, The Last of Us es una historia de amor.

Recordar la infinidad de momentos que vivimos durante este año y medio con esta gente han provocado que vea la espera, como el recuerdo necesario para que cuando llegue mañana, pueda echar la vista atrás y vea que gracias a ellos, el viaje hasta aquí es una de las mejores etapas de mi vida. Prácticamente se podría escribir un libro de todos los momentos vividos, personales, tiernos, discusiones, expulsiones y reencuentros, stickers y un sinfín de noches en vela hablando de las teorías más paranoides que podíamos imaginar de como sería The Last of Us Parte II.

ESTE. Este es el viaje que más aprecio desde que descubrí The Last of Us, hasta llegar a The Last of Us Parte II. Que además, no solo hemos vivido un viaje juntos, si no que estamos a punto de experimentar otro viaje alucinante en saber que ocurrirá después de aquel «Lo juro» de Joel que tan bien hizo para explotarnos la cabeza. Para mi y seguro que para vosotros, será un punto y a parte, y no un final. El final será cuando decidamos que es el final y nosotros, el final todavía no lo hemos contemplando, ni tan siquiera es una palabra que aceptamos escuchar. El camino volverá a reanudarse para seguir con más historias que contar, más anécdotas que recordar y preciosos encuentros que vivir.

Si destaco algo sobre The Last of Us, es la capacidad que ha tenido en crear una comunidad tan grande, no solo en un país como Estados Unidos o como España, si no a nivel mundial, que tantas personas sientan una misma pasión por un videojuego y que además sea una de las más sanas y cercanas que he llegado a experimentar como persona. Por que no debemos olvidar, que el ser humano es el peor enemigo del ser humano, por ende sabemos que entre nosotros no tenemos la capacidad de poder vivir con plena felicidad, siempre existirá tu semejante dispuesto a quitarte esa felicidad. Pero no por ello, vamos a dejárselo fácil, Joel & Ellie nos han enseñado de forma magistral, como reaccionar ante tales situaciones.

EL NACIMIENTO

Naugthy Dog o más bien los miembros del equipo, ya que decir nombres sería algo interminable, pero están allí, cada una de esas personas que han llevado a cabo la creación de tal semejante titán de los videojuegos, son los responsables que a día de hoy, estemos aquí todos, sin sueño, en vela, ansiosos y felices, impacientes y desesperados, idiotizados y blandengues, escribiendo como yo con tal de compartir todo un viaje que ha sido una gran parte de la vida, con la que más he disfrutado.

No se trata de buscar lo que no quieres encontrar, se trata de abrir tu mente, ver más allá y descubrir que con tan poco, puedes ser la persona más feliz del mundo.

La verdad, por un momento me he parado a pensar, ¿por qué estoy escribiendo esto? Qué sentido tiene si al final, este lugar se creó con un fin, unificar toda la información de una gran historia que tanto nos ha cautivado. Compartir entre los fans sus proyectos, sus ilusiones. Crear un lugar donde todo fan sintiera que tenía su hogar, que esta web, fuera su hogar. Que supiera que aquí era alguien, que aquí podría saber y ver, que no estaba solo en el mundo, que todos somos como tu y que tu eres como todos. Locos amantes de The Last of Us.

Hace escasamante 2 meses y 18 días, lanzamos este tweet:

El escopetazo de salida de un proyecto muy personal, uno en el que quería poner parte de mi, uno en el que todo fan, sintiera parte suya en él. Porque al final, este proyecto no era otro que volcar esa pasión y compartirla para que al final, todo fuera uno. Cristian, Obi, Daniel y Joan, se unieron a ciegas en esta aventura sin precedentes en la que tu eres todo. Todo eres tu. No existe nadie que no pertenezca a este hogar y sea fan de The Last of Us, por que aquí no hay buenos ni malos. Solo existe la web para compartir la misma pasión que sentimos cuando vemos a Joel & Ellie andar juntos por un mundo desolado, triste y violento mientras ellos mismos, nos hacen ver que incluso en un mundo tan devastado, la felicididad y las ganas de vivir nunca se desvanecen, ya que cuando dos personas se unen y se aman, nada puede detener ese sentimiento, provenga de donde provenga dicho amor.

La idea para existir y terminar escribiendo esto, no fue otra que sacar de dentro de mi, todo el amor que sentía por este juego y el amor que sentía por el grupo de personas que tan bien me habían acompañado en todo este tiempo. Y que a día de hoy, sigo conociendo personas con un corazón enorme como Luna (@Rimaeterna). Maravilloso. The Last of Us no solo nos marcará por el viaje que hicieron Joel & Ellie, si no por el viaje que Naughty Dog decidió hacer cuando se nos presentó ese trailer en aquel PlayStation Experience de 2016.

Se cierra una etapa, debemos ser coherentes y realistas, se termina una etapa, una de muy bonita. Una que recordaré con todo mi cariño y que nunca olvidaré. En cambio se abre otra, se abre otra etapa que ahora la compartiré con todos vosotros junto con mis compañeros de batalla, junto a Joel & Ellie, una etapa que confío durará mucho tiempo y que si seguís aquí, dentro de un tiempo, también podréis echar la vista atrás como yo y ver que este viaje es más que un videojuego, es más que un todo.

EL FUTURO

Tenemos proyectos, muchos y algunos de muy bonitos. La creatividad no tiene fin y más cuando alrededor nuestro solo sentimos muestras de cariño y vuestra apoyo. Aquí nadie es especial, tu eres como yo y yo soy como tu, un fan más. Pero juntos, formamos una de las mejores comunidades que pueden llegar a existir en este mundo. Las estrellas han decidido que todos nosotros terminemos unidos y lo seguiremos estando durante muchísimo tiempo.

Confío en que podamos seguir haciéndoos reír, en seguir haciéndoos juegos, en seguir haciéndoos felices y que sigáis aquí, disfrutando como nosotros de las mismas sensaciones, pasiones y felicidad. Porque al final, si no, ¿por qué estamos aquí? Debemos disfrutar de todos los momentos que se nos presentan en la vida. Todos y cada uno de vosotros tenéis sueños, sueños que podéis hacer realidad. Sueños que algunos veis inalcanzables debido al miedo humano que nos aferra a no poder llegar a lo que realmente queremos. Os animo a que abráis esa puerta entreabierta, por donde se disipa un halo de luz y sabéis, que si la abrís, podréis ver vuestro sueño al final del camino, alcanzable y preparado para que se una a vosotros y seáis las personas más felices de la faz de la tierra.

Nosotros, aquí estaremos. No nos moveremos. Veros felices es nuestra felicidad. Gracias por estar aquí. Gracias por todo vuestro amor. The Last of Us Parte II ya está aquí y solo queremos que lo disfrutéis como si fuera vuestro sueño cumplido, por que al final, podréis experimentar una cosa. Los sueños son reales y alcanzables. ¡VIVID Y SED FELICES!

1 comentario en “The Last of Us tiene «algo» y sois vosotros”

Deja un comentario