The Last of… ¿Qué habría pasado si fuera distinto? Capítulo 1 – Sarah

¿Y si nada fuera cómo lo hemos visto? Es con esta pregunta como quiero empezar una nueva sección en la que el todo y la nada solo provienen de nuestra imaginación y quizá de un hipotético deseo de querer cambiar el destino de nuestros personajes más queridos, que se han convertido aunque sea de manera virtual, en parte de nuestra familia. Empezamos con el primer capítulo: Sarah.

¿Y si Sarah no hubiera muerto?

Creo que no hay un momento más triste y con el que por mucho que juguemos una y otra vez a The Last of Us, que la muerte de Sarah. Este momento nos ha roto el corazón de tantas maneras que es muy difícil que uno de sus afilados trozos no nos esté viniendo a la cabeza ahora. Sarah en los brazos de Joel. Él, desesperado por tranquilizarla porque la vida de su hija se escapa sin poder hacer nada. El sentimiento de impotencia es el protagonista de la escena. “Lo sé, cielo, sé qué duele” es lo último que Sara escuchó de su padre. ¿Y si estas no hubieran sido sus últimas palabras? ¿Y si Joel no hubiera tenido que decir adiós a Sarah y hubieran escapado? Tan solo es cuestión de cerrar los ojos e imaginar otra historia, donde puedan permitirse simplemente, existir.

Sarah se preocupaba mucho por Joel, y lo demuestra no solo con su actitud hacia él, también con detalles en conseguir suficiente dinero para comprarle un reloj como regalo de cumpleaños o ver lo que en pocas palabras pensaba sobre Joel en la tarjeta en la que dice a pesar de que son casi completamente opuestos en lo que les gusta, Joel sigue siendo «El mejor padre del mundo». Es por eso que no es complicado pensar en que Sarah hubiera sido el mayor punto de apoyo de Joel en una nueva vida despiadada y en constante alerta. En un mundo donde todo acto tiene sus consecuencias podríamos contar tantos caminos diferentes como números hay en el mundo. No paro de pensar que hubiera sido de The Last of Us si Sarah estuviera viva.

¿Joel tendría algún tipo de relación con Tess? Todos sabemos que esta perdida tuvo un efecto que le cambió la vida a nuestro protagonista, que no es capaz de superar este acontecimiento ni veinte años después pero ahora… ¿Hubiera seguido con su vida de contrabandista? y la pregunta más importante ¿Conocería a Ellie? Estas interrogaciones revolotean en mi cabeza y puedo llegar a verlos a todos como una gran familia capaz de defenderse de cualquier amenaza o todo lo contrario: puedo volver a escuchar los gritos de Joel ante más hipotéticas muertes de Sarah, el pensar en ella infectada y volver a ver a Joel roto al tener que tomar la decisión de tener que matar a su propia hija y, la que más me gusta: imaginar a Sarah y Ellie siendo amigas, hermanas o incluso teniendo un sentimiento mucho más elevado que el que vimos con Riley.

Como versión idílica solo puedo verlas a ambas luchando contra corredores, escapando de los chasqueadores, fabricando armas, Sarah enseñando a nadar a Ellie, Joel tocando alguna canción con la guitarra para las dos después de un duro día de búsqueda de suministros, Ellie dándole toda su confianza a Sarah contándole lo de su mordedura o simplemente compartiendo aficiones como la de Sarah y el fútbol o lo que le gustaban algunos grupos de música como la banda de rock “The Bash” o películas como “Dawn of the Wolf” mientras Ellie le dejaría usar su Walkman o le contaría algún tipo de chiste de su famoso libro con el que Joel siempre se echa las manos a la cabeza cada vez que lo tiene entre las manos.

Si recordáis, en el último capítulo del juego cuando vemos a Joel caminando por el bosque, le dice a Ellie que cree que ella habría sido una buena amiga de Sarah. También dice que a Ellie le habría gustado ella, y también a Sarah, mostrando lo cómodo que está Joel con Ellie y todo su proceso de aceptación con la chica. Sorprende bastante, ya que es la primera vez que habla libremente sobre su hija, algo a lo que siempre se había resistido antes cuando le preguntaban ya que seguía siendo un recuerdo muy doloroso para él. Mi esfuerzo por relacionar a estas dos chicas también es basado en unas declaraciones que el mismo Neil Druckmann hizo en una de sus entrevistas, en las que dijo que fue intencional abrir el juego con la cara de Sarah y terminar con la cara de Ellie. Explica además que era su propósito crear una historia que vinculara a las dos niñas. También hemos visto más similitudes que nos ayuden a pensar en una historia que las incluya a las dos, como por ejemplo cuando Joel carga en sus brazos a Ellie, salvándola del laboratorio de las luciérnagas para posteriormente huir en un coche, y, curiosamente, esto es todo lo contrario que pasó en el inicio del juego con la muerte que nos rompió el alma a todos.

Y vosotros, ¿Os imagináis una historia diferente?

4 comentarios en “The Last of… ¿Qué habría pasado si fuera distinto? Capítulo 1 – Sarah”

  1. Todo sería diferente tal ves asta Joel sería parte de las luciérnagas por qué nunca verá el mundo con odio y nunca abría peleado con Tomy pero lo malo tal ves es que nunca uniera como sido a Ellie y se uniese ido con Tommy a su ciudad.
    Pero si Joel siguiese siendo un contrabandista a pesar de tener a Shara a su lado no ase falta decir que no sería tan serrado con Ellie ni intentaría no encariñarse con ella por lo que sería todo un poco menos tenso cuando comentarían el tema de la vida antes de el cordiseps y Shara tal ves sería la que más le contaría a Ellie como era el pasado y cosas varea pero como dijo Asia Cacatúa Shara será mayor que Ellie
    Y hay esta mi versión de lo que hubiese pasado si Shara hubiese sobrevivido

    Responder
  2. Me encanta el artículo 😊. Si Sarah hubiese vivido, tendría 32 años y es indescutible que la historia hubiese sido muy diferente. Sobretodo en el intervalo de esos 20 años. En el caso de que Joel y Sarah recivieran el encargo de Ellie, seguramente Sarah sería su referente materno y su persona de mayor confianza.

    Responder

Deja un comentario