Análisis de The Last of Us: Left Behind

¿Quién ha vivido la experiencia de descubrir The Last of Us en el 2013? Seguro que sois muchos y os tengo mucha envidia. Aquí el responsable de este análisis, no descubrió este fantástico juego, hasta el 2017. Y el motivo es tan simple, como que hasta ese año, no tuve mi primera PlayStation. Así que el primer juego que jugué fue The Last of Us sin lugar a dudas. El DLC Left Behind, fue el siguiente y aquí detallo mi opinión.

Se podría decir que es una pequeña historia para ampliar un poco más ese universo creado por Neil y Bruce. Pero lo de «pequeña» al final es por la duración, por que todo lo que llega a transmitir en tan poco tiempo, no te lo ofrecen muchos juegos, es desgarrador y tierno a partes iguales, sin duda, otra creación que merece su reconocimiento, aunque tuvo varios premios y merecidos, el público entregado en ningún momento negó la máxima de confiar en este trocito de historia, sabían que no defraudaría.

Entiendo que si estáis leyendo estas palabras, ya habréis jugado al juego principal, pero por si no fuese así, no sigas leyendo, ves a jugar al juego principal y así evitarás cualquier spoiler del mismo y cuando termines, vuelve aquí.

Dos chicas y un destino

La historia de Left Behind (Dejados atrás) es un momento de la vida de Ellie cuando estaba internada en la Escuela Preparatoria Militar, allí conoció a Marlene (no se ve en el DLC) y sobretodo a una chica de su misma edad, llamada Riley. Las dos, se harán mejores amigas. Y aquí, empieza la partida.

Riley, quiere enseñarle el Centro Comercial, enseñarle cosas del mundo real, los videojuegos, guerras de agua, disfrazarse, el tiovivo, lanzamiento de ladrillos, lo que significa salir por un rato de ese mundo turbio y oscuro, para que sonría y por un instante, sea feliz.

En la misma, se nos aparece un momento en paralelo que ocurre en el juego principal, aquel en el que Joel cae atravesado por una vara y Ellie lo ayuda. Momento en el que sin saber nosotros como consiguió subsistir hasta encontrarse a los caníbales, es donde vamos a poder averiguar como lo consiguió.

Por un lado, vivimos momentos felices de Ellie con su amiga Riley y por otro lado, vemos la soledad de una chica enfrentándose a infectados y cazadores, un contraste cruel de como la vida está provocando que el mundo se vuelva hostil a cada esquina.

Un paso más, pero de calidad

Los creadores del juego, aprovecharon esta relación entre ellas dos, para enseñarnos que no hay fronteras en el amor, que tanto una relación heterosexual como una homosexual son libres al mundo de amar a quien quieras. No hay fronteras, ni color, ni estereotipos, ni formas, tan solo dos personas que se aman a pesar de las circunstancias. Conseguir esto en un juego apocalíptico y dotarlo de realismo, es digno de alabar.

Poco más hay que decir de este retazo, solo que quien no lo haya jugado, está tardando en vivir una experiencia diferente y a la par, triste, un final que ya viene precedido por algo que ya sabes, algo que Ellie ya contó en la historia principal, algo que indudablemente después de verlas, te produce más tristeza, pero debemos vivirlo, debemos sentir lo que Ellie sufrió y vivió y el por qué de su frase en la parte final del juego. Aquí todo cobra más sentido.

Si aquí nos hemos ido al pasado de Ellie, debéis saber que también existe un cómic que todavía va más en el pasado. En el mismo cómo conoció a Riley y Marlene, entre otras cosas, recomiendo su lectura, aquí podéis leer nuestro análisis del cómic.

Y aquí terminó todo

El placer culpable que deja este juego es único, tal que cuando terminas de jugar todo y leer, tu mente viaja a dicho universo y no quiere salir, solo quiere saber más, ¿qué fue de Ellie y Joel? ¿qué fue de su madre? y un sinfín de preguntas que incluso podéis leer en este compilatorio de teorías por nuestra compañera Obi, muestra del vacío que deja una vez lo has concluido todo.

Por suerte para todos y felicidad de los fans, en breve (si ya ha salido cuando leas esto, nada que decir, a continuar la aventura) saldrá la segunda parte de la historia. Mención al comentario que dijeron sus creadores sobre el título, como bien sabéis, normalmente la segunda parte de un juego se utiliza el número 2 a secas, pero insistieron que The Last of Us no podía tener un 2, ya que no se trata de una segunda historia, si no la continuación de la misma, lo que es una extensión y por ello le aportaron el título de Parte II, creando una unión entre los dos juegos y provocando así que sean uno solo.

Por tanto la cosa quedaría así:

  • The Last of Us: Left Behind // El último de nosotros: Dejados atrás
  • The Last of Us: Parte I // El último de nosotros: Parte I
  • The Last of Us: Parte II // El último de nosotros: Parte II

Una magnifica historia con la que no sabemos si tendrán intención de continuar con una Parte III o finalizará con la serie que se empezará a producir una vez publicada la segunda parte. El futuro dirá y más si tiene el éxito que se prevé tendrá, no creo que haya duda que posiblemente tengamos una entrega más. Bien, aquí concluye mi granito de arena a este pequeño análisis a un DLC, que más que una extensión tiene ya vida propia por si solo. Disfrutadlo.

Deja un comentario