La venganza analizada de The Last of Us Parte II

¿Para qué existen los videojuegos? Fácil, puro entretenimiento. Un ámbito que con el tiempo ha conseguido forjar su propio lugar en el mundo donde una gran parte de la población mundial, juega a algún videojuego. Si ahondamos más en los videojuegos, podemos ver y analizar, que cada vez profundizan más, que transmiten más e incluso te hacen aflorar sentimientos arraigados, arrancar tu zona de confort para que grites y odies, para que rías y compartas o para que critiques y discutas. En lo bueno y en lo malo, es cuando un videojuego ha sabido tocar la tecla, para que cada jugador tenga una reacción distinta. Y esto ha sido The Last of Us Parte II.

¿Qué decían? No estáis preparados, ¿Os lo creíais? No. Los jugadores de hoy día somos valientes, capaces de enfrentarnos a hordas de enemigos, de acribillar batallones enteros sin un rasguño y lleno de medallas, capaces de matar gigantes e incluso de ver como familias enteras mueren dentro de una explosión atómica. Somos capaces de tomar decisiones valientes y de ir por la calle matando a quien se cruce por el camino. Valientes de ser los amos del mundo. Que equivocados estábamos. Y no, no utilicéis el «Yo si lo estaba», porque no lo estabas. Quítate la armadura de Dios y se humano, confiesa: No estabas preparado.

The Last of Us se creó para contar una historia. No querían contar una Pandemia o como un virus aniquilaba a la raza humana y los supervivientes se mataban entre ellos, no. Querían contar una historia sobre dos personas. Y quiero hacer un inciso en las «dos personas». ¿Habéis leído bien? PERSONAS. No estamos hablando de dos inmortales, ni de dos dioses, ni de semidioses capaces de vivir eternamente. No. La historia trata de dos personas. De un viaje donde tratar muchos sentimientos y que se aleja de cualquier historia de Disney (y que no son tan cuento de Hadas como parecen).

Esto no es un análisis del juego, no. Esto es una opinión de un jugador de entre millones que habita este preciado mundo y que quiere aportar su granito de arena, con tal de que podáis sentiros identificados (o no), pero compartáis y respetéis dicha opinión como la de vuestro compañero. Para análisis formidables existen varios de grandes periodistas, que se detectan con su maestría cuando escriben. Si os sentís a gusto conmigo, procedamos a destripar la bestia.

UNA COLUMNA CON MUCHAS VÉRTEBRAS

Sabemos que viajar de un lado al otro del país en plena Pandemia, con un virus mortal y además, convirtiendo a su portador en bestias salvajes sin condición humana, rodeados de grupos de humanos capaces de sobrevivir a toda costa, aunque sea aniquilando a lo que queda de humanidad, no será un viaje fácil. Todos los que vivimos esta parte, sabemos todo lo que tuvimos que vivir. ¿Hacemos un flashback?

Joel, cuyo peso en esta historia queda truncado principalmente por la pérdida de su hija y que durante los siguientes veinte años, debe subsistir a base de contrabando al precio que sea. Quien falla, muere, sin medias tintas. Un paso en falso y adiós. Los años pesan pero sobrevive. Hasta que llega una niña. Una de muy especial que tambaleará los cimientos que ha ido creando a su alrededor, con tal de sobrevivir sin vivir.

Ellie, una niña nacida dentro de una Pandemia, donde no conoce lo que nosotros si sabemos. Una niña que nace cuando sale al exterior por primera vez. Su carácter y su valentía, chocan con su acompañante. Una relación distante que se acerca a medida que viajan tantos kilómetros. Hasta que Ellie consigue abrir la coraza y derrumbar los muros que rodeaban a Joel.

Esto, por más que parezca un viaje al infierno, donde tuvieron que lidiar con cazadores dispuestos a robarles cuánto tuvieran, con caníbales dispuestos a comérselos para sobrevivir, con Luciérnagas dispuestos a salvar a la humanidad matando a la única persona que a Joel, le consiguió dar una oportunidad de saborear por primera vez en mucho tiempo, lo que era vivir. Esto, era una historia de amor. Y así lo confirmaban sus creadores.

Sin bolas mágicas que predijeran el futuro, ni viajes en el tiempo para ver si tendría éxito, hicieron este paso tan arriesgado en crear un videojuego tan tratado hasta la saciedad, que consiguieron dar un vuelco a todo jugador y crítica, convirtiendo una historia en algo más que un videojuego. Traspasaron la pantalla e hicieron que una comunidad mundial se volcara en ellos y nacieran seguidores, fieles, comunidades, todo un mundo nuevo se les venía encima.

La compañía supo mantener los pies en el suelo, siguieron trabajando en varios videojuegos e iban evolucionando y rozando la perfección. Su máxima siempre era hacer que el jugador disfrutara como nunca mientras forma parte de algo. A diferencia de las películas o las series, donde te conviertes en un espectador que ves como sus protagonistas avanzan sin tu sentir su peso, aquí, Naughty Dog sabía como hacer que sintieras ese peso. Sus creaciones así lo abalan. Otra cosa es hablar de que pueda gustar a unos u otros, pero si hablamos en términos generales y con perspectiva, podemos estar la mayoría de acuerdo, en que su objetivo no es otro, que contar una historia de una forma muy diferente de como se han ido contando con el tiempo.

Y así, llegamos a The Last of Us Parte II.

LAS VÉRTEBRAS NO SON A GUSTOS DE TODOS

Dispuestos a dar un paso firme y contundente, decidieron hacerlo con dureza. Sentían el lastre de haber contado una historia (casi) perfecta (así es, no existe la perfección, pero ellos la rozan), sentían que debían contar algo más crudo (más de lo que ya lo fue la primera parte), sentían que debían arriesgar o les saldría el tiro por la culata. Si debían morir, que fuera de pie.

Contar una historia que cautive no es fácil, o al menos creo que no todos somos grandes escritores capaces de contar lo que nos plazca y que a todo el mundo le guste. Este factor ellos lo sabían, así que el riesgo de que hubiera críticas, lo tenían claro y además asumido, tanto, que incluso preferían un «mal, lo habéis hecho fatal» a un generalizado «ha estado bien». Si uno arriesga, sabe que encontrará dos opiniones muy alejadas una de la otra y con eso en la cabeza, se pusieron a escribir lo que hoy hemos digerido a golpe de estómago, los fans que tanto disfrutamos de esa historia de amor.

Podemos ser frágiles y dejar que nuestra imaginación vuele una vez termina el viaje que vivieron Joel y Ellie en aquel 2013, por que lo que está por venir, no será a gusto de todos. Aquellos con suficiente estómago podremos aguantar todo lo que nos den. Neil Druckmann y Halley Gross, tenían claro que querían hacernos ver, lo que realmente es la esencia humana en su peor cara, aquella que nadie quiere ver. ¿Y cómo podían hacerlo? Cogiendo a aquel personaje que tanto hemos amado y llevarlo al otro extremo para que incluso lleguemos a repudiarlo. Conseguir esto, es de levantarse y aplaudir hasta que te salgan callos en las manos. Si no es así, venid aquí y abofeteadme ante tal aberración de comentario expuesto.

La condición humana se mueve por impulsos, por aquello que amamos, lo que nos hace ser felices, lo que hace que sintamos cosquillas en el estómago. Cuando perdemos eso, solo nos queda la parte amarga, la que no nos gusta, la que cada uno tiene de una forma, pasiva, activa, agresiva y un sin fin de actitudes que pueden o no gustar. Aquí es donde The Last of Us Parte II quiere ahondar, en que veamos como podemos perder el control, como podemos volvernos tan agresivos que ni nosotros mismos nos conozcamos. Por que así es. ¿Tú te conoces? El viaje de la vida es conocerse uno mismo y en un videojuego te lo están exponiendo de tal forma que solo hacen que bailar a tu vera.

Sientes rabia, sientes dolor, lágrimas resbalando por tus mejillas, sientes angustia, ansiedad, pero también alegría, momentos de ternura, de amor, vamos más allá, también de lujuria. Esta vez, las emociones que tocan son más profundas, son aquellas que incluso el miedo hace que actúes de una forma que ni tan siquiera tu sabías que serías así. Pero si estás leyendo esto, ¿sabes que para sentir todo esto, debes sentir el juego?

Algo que no está abierto a todos, es que poder vivir y sentir una historia como esta, para ello debes dejar que entre en ti. Dejar la vergüenza a un lado, dejar el orgullo, sentir que entra dentro y se apodera de ti, de esta forma, podrás sentir cada golpe, cada lágrima, cada dolor que aparezca en pantalla. Así, si que puedes seguir leyendo (además de seguir disfrutando una historia que vale mucho la pena jugar).

CUANDO LAS VÉRTEBRAS EMPIEZAN A ROMPERSE

A los pocos minutos de empezar el juego, cuando golpean tu corazón y lo estrujen, cuando ves que todo por lo que has jugado (vivido), se desmorona ante tus ojos. Sabes que esto no es más que el principio de algo que no estás preparado. Esta vez no se trata de una hija que poco empatizamos con ella, no. Pero sientes tal confusión, que solo haces que intentar abrir tu mente y empezar a lucubrar teorías, algo parecido a lo que hacen Dina y Ellie, dispuestas a buscar venganza.

Aquí empieza The Last of Us Parte II, su magia, su aura mística y que te envuelve de una forma tan suave que ni tan siquiera la notas, pero que poco a poco se va apoderando de ti, que poco a poco va preparando algo tan especial que te dejará helado, aunque no es esa la intención, si no darte tal golpe, que lo primero que dirás es: ¡NO!

Un déja vù es lo que sientes, o también lo que algunos conocemos como «el día de la marmota». Volvemos a empezar y sabemos que lo haremos con desprecio, jugaremos con rabia, dispuestos a morir sin pena. Avanzaremos y poco a poco, otra vez, se irán apoderando de ti, para buscar esa tecla que hará algo en ti, donde empezarás a ver todo con otros ojos.

¿Estáis leyendo esto? Alguien puede decirme que juego, que videojuego juega contigo de esta forma. Lo lógico es que tu juegues y no que jueguen contigo. Pero así es. Naughty Dog consigue que tus sentimientos más profundos afloren y sientas desde una rabia máxima a empatizar con algo que ni en un millar de años, lo hubieras hecho. En cambio, así es, ¿quién si no es una persona que solo quería felicidad y cuando se le arrebata, aparece aquello que tanto miedo tenemos? Es esto lo que vemos y si somos seres humanos con corazón, no tenemos más remedio que sentir lo mismo, muy a nuestro pesar.

Y ahora que tu visión de la historia empieza a cobrar sentido, empiezas a juntar las piezas y tuvieras o no teorías, ahora lo entiendes (casi) todo. Por que no, no lo sabes todo. Solo quieren hacerte creer que el viaje es un camino a la venganza más simple. Aquí no se trata de eso, aquí se trata de que veas que la venganza es llegar al final, llegar a ver qué ocurre cuando antepones tus intereses a los demás, cuando tu visión ciega todo a tu alrededor y solo quieres terminar con aquello que lo empezó. Solo quieres terminar. Necesitas verlo terminar. Y aquí es donde vuelven a darte una lección.

Si un «vale» que dijo en su momento Ellie cuando tenía 14 años, después de escuchar a la persona que más confiaba, nos hizo sentir un «gracias Joel» (por hacer lo que hiciste). Ahora el «vale» que dice justo después de soltar sus manos y sentarse en medio del mar, es lo que viene ser un «gracias Ellie» (por saber perdonar).

LA COLUMNA SE QUEDA SIN VÉRTEBRAS

Y así es, en un mundo donde no existen los inmortales, donde no existen los héroes, si no simple y llanamente personas que intentan sobrevivir según sus creencias y que los fuertes tienen la capacidad de liderar y los débiles de aceptar, en este mundo hemos visto como personas que hemos amado hasta al punto de decirle «para». ¿Por qué? Lo sabéis.

The Last of Us Parte II se ha creado para hacernos sentir un viaje de emociones, pero también para hacernos sentir que estamos en un mundo muy vivo. La capacidad y dedicación que ha tenido todo el equipo que forma Naughty Dog es ejemplar. Si bien nos deleitó en una entrevista Fran Aisa algunos detalles de lo que es formar parte de esta gran familia, es cierto que la visión que tienen, es de que todos formen parte del todo y sientan que es suyo. Fran que ya no está en Naughty Dog, todavía siente que forma parte de ello. Algo tendrá.

Mi opinión se ha formado por todo lo que he llegado a sentir. Me he dejado atrapar y he dejado que me lleven donde querían llevarme, han conseguido que sienta cada secuencia como si fuera mi vida, cada imagen, cada sonido, cada melodía, cada movimiento como si fuera la de un todo y yo fuera parte del mismo. Así, han conseguido que cuando terminara el juego, estuviera tan exhausto por todo lo vivido, que no tuviera la capacidad ni tan siquiera de parar el juego, dejando un largo tiempo aquella imagen donde el mar, va y viene a la búsqueda de una barca estancada en la arena, tal como si fuera yo esa barca, incapaz de ir a flote.

Saborear esta historia solo ha hecho que empezar, todavía queda mucho por ver, por analizar, por hablar. Algo que tan bien saben hacer, es que cuando termines y tengas la voluntad de volverlo a jugar, podrás vivir con más intensidad el juego, incluso verás detalles que no viste, valorarás momentos que antes ni le diste importancia e incluso vivirás con más energía esta historia que al terminarla, sientas más satisfacción por algo tan bien hecho. Pero no tengas prisa, el juego estará ahí. Esperándote. No una ni dos, si no las veces que necesites jugarlo, por que cada vez que lo hagas, estará dispuesto a sorprenderte y dejarte con buen sabor, no por vivir la misma historia, si no por vivirla de formas distintas. La naturalidad con la que han creado el juego, es que sientas que está más vivo que nunca y así, crean la magia de la rejugabilidad, que una historia la puedas vivir tantas veces como quieras, que siempre, será distinta en la forma de jugar.

NO EXISTE FINAL CUANDO NO QUIERES QUE EXISTA

Hablar de The Last of Us o de The Last of Us Parte II, hace que no exista final, ya que tiene tantos puntos que tocar, que incluso se podrían hacer libros. Aquí quiero hacer mención especial a todo el equipo al completo de Naughty Dog, cada empleado por poco que haya participado, ha dejado su pasión y energía, ha dejado su huella, contribuyendo a crear una maravilla que a muchísima gente alrededor del mundo, ha disfrutado de principio a fin.

Los actores han sabido plasmar con realismo el saber estar en un mundo decadente y lúgubre, donde la esperanza de vida no depende de uno mismo, si no de los que te rodean. Han sabido transmitir el dolor y la felicidad donde requerían hacerlo, para que nosotros, creyéramos cada mueca, cada muestra de dolor, cada mirada, cada sonrisa y cada lágrima como si fuera real.

Los actores de doblaje en nuestro país, España (al igual que en cada país que se haya doblado), para nosotros escuchar vuestras voces con el mismo tono y el mismo sentir que los actores originales, hacen que podamos sentir el juego como si fuera un todo. No es nada fácil hacer que cada gemido, grito, palabra, risa o enfado, coincida de tal forma como si el personaje lo estuviera diciendo de una forma tan natural, que ni tan siquiera te saque del contexto. Es una labor imperiosa que desde aquí alabo y aplaudo.

La banda sonora, sabemos que crear una melodía que te acompañe al viaje no es una tarea para cualquiera, pero bien sabemos que un genio y figura como lo es Gustavo Santaolalla, podía conseguirlo una vez más. Distintas entre las dos partes, pero igual de intensas y cuidadas, para generar la misma tensión y melancolía en una parte como en la otra. Maestro donde los haya.

ÚLTIMAS GOTAS

Se podría seguir hablando de muchísimos temas, pero que dejaremos para otras ocasiones, por ejemplo la gran apuesta para la accesibilidad a toda clase de jugadores con limitaciones y con lo que gracias a estas ventajas, podrán disfrutar tanto como nosotros de esta increíble historia.

Aquí no tratamos de dar nota a algo, consideramos que es algo subjetivo y que cada cual lo debe vivir por si mismo. Condicionar un producto a un número es algo que no compartimos. Solo queremos hacer saber que jugar a videojuegos es como bien dije al principio, puro entretenimiento y si es lo que buscas aquí, lo encontrarás y con creces. Pero como bien decían, no estarás preparado para lo que viene. Así que siéntate, relájate, abre tu mente y tu corazón y deja que fluya en ti, la magia de The Last of Us Parte II.

Postdata: Si habéis podido leer entre líneas lo que os ha querido transmitir este juego, levántate y ve a abrazar a tus seres queridos, diles que les quieres y vuelve aquí. La vida es un camino inexorable y nunca dejará de sorprenderte, por eso, intenta siempre hacer lo que querrías hacer antes de arrepentirte.

4 comentarios en “La venganza analizada de The Last of Us Parte II”

  1. Gran análisis, muchas gracias por este trabajo. Que importante es el amor en nuestras vidas y como dices que poco lo mostramos.

    JUEGAZO

    Responder
  2. The last oficial us es probablemente uno de los Juegos más duros y crudos que he podido jugar te llevan al límite y te ponen en situaciones extremas en las cuales, aun sabiendo que es un juego, te revuelven el estómago y te dejan un mal cuerpo para mi en TLOU no hay ni Buenos ni malos simplemente la humanidad en todo su esplendor lo que realmente haríamos y como realmente seriamos en este tipo de situaciones, y estoy totalmente de acuerdo contigo el juego te puede gustar más o menos pero que te mueve la fibra es cien por cien seguro y nose si iré muy lejos pero una cosa que me quedo clara cuando acabe el juego es que el final se trata de perder y de vivir con las consecuencias de tus actos y decisiones.

    Responder
  3. Hace ya 3 semanas que me pasé el juego y todavía a día de hoy, sigo despertandome por las mañanas dandole vueltas al argumento.
    Cuando lo acabé, tengo que decir que, aunque la historia me pareció incrible, me dejó tan chafado el final, por lo duro, que me costó asimilarlo. Una nostalgia profunda me invadió, por haber perdido a la Ellie del primer juego. Aquella chica descarada, mal hablada, pero muy divertida y que la adorabas por esos momentos en que aportaba luz a un mundo lleno de oscuridad. Esa chica ya no está. No lo está desde el principio del juego. Ha crecido, se ha hecho toda una mujer y ha perdido esa «inocencia» que tenia al salir al mundo por primera vez a sus 14 años.
    Además está rota. Todos sus seres queridos han muerto, y lo que le queda es un Joel que le ha mentido. Lo sabe desde el principio, y su relación ya nunca será la misma.
    Acaba el juego, la ves tan sola, tan rota…. fue duro.

    Pasados los días, las semanas, segun le voy sacando más chicha a la historia, cada vez me gusta más. Cada vez me parece todo más coherente. Es como tiene que ser. La nostalgia por el pasado, por los momentos en que teníamos inocencia o estabamos rodeados de ella, es una cosa que te asalta durante tu vida en varios momentos. Y en este juego no iba a ser diferente.

    No me imagino haciendo reflexiones de este tipo con un Assassin’s (por poner un ejemplo). Este tipo de juegos, hacen avanzar la industria, hacen que quieras mas EXPERIENCIAS como esta. Porque los videojuegos también estan para esto, para hacerte sentir cosas, y con sus mecanismos se consiguen sensaciones que el cine o la literatura no pueden darte.

    Por todo esto y más, me parece una obra maestra. Me cuesta creer que vaya a olvidar algun día esta experiencia.

    Un abrazo a todos. ENDURE AND SURVIVE.

    Responder
  4. Me considero un amante del universo de The Last of Us pero debo confesar que el viaje que emprendí en Parte II me dejó completamente destrozado. La narrativa y su capacidad para golpearte sin escrúpulos es algo que siempre alabaré (entre otras cosas) del estudio de Naughty Dog. Cuando en mi adolescencia descubrí Crash Bandicoot entendí que este estudio era 1 entre un millón. No sólo sabe crear juegos diferentes sino que abrazan la multiculturalidad y lo mejor de todo, dan todo lo que tienen para dar a los jugadores obras y personajes inolvidables. Que te provocan que no te canses de buscar información sobre ellos y su universo. La primera vez que jugué al TLOU fue en 2014 y nada más empezar el juego, sufrí la muerte de Sara y sin comprender aún porqué, rompí a llorar. Sinceramente, hay muy pocas películas que tengan ese poder sobre mí. Pero la familia Miller lo consiguió. Luego empieza la intro con sus esporas y declaraciones, Luciérnagas etc. y es entonces cuando comprendes que estás ante algo grande, algo que te dejará huella en el alma y que amarás con tanta fuerza que no querrás abandonar nunca. Sinceramente, opino que la historia de tlou es más redonda que la de la parte II. Y no me refiero al personaje de Abby ni mucho menos. Pero si he de confesar que eché de menos una intro potente en esta segunda parte como la que acabo de comentar. Estoy de acuerdo con Joanastic en que ese componente primigenio e innovador que tenía el primer Last of us ya no lo tiene este segundo capítulo. Esa magia inicial que te decía que estabas ante algo nuevo y emocionante que iba a cautivarte, una joya atemporal. Es cierto en muchos aspectos TLOU II es superior con creces al primero, pero en mi corazón, siento que el primero sigue siendo mejor que el segundo. No exagero si digo que me he pasado el primer TLOU con todas las dificultades más de 15 veces y seguramente me lo volveré a disfrutar en un futuro, sin embargo, la segunda parte, me lo pasé hace unas semanas y hace poco comencé mi segunda partida desde el inicio, sinceramente no creo que lo juegue muchas más veces o al menos, no tantas como el primero. Me sentí traicionado en cierta medida cuando ví morir a Joel y especialmente, cuando observé partir a Ellie de la que fue su casa sin dos dedos, sin sus seres queridos y con solo una mochila, paz interior pero con un vacío terrible en el corazón. Entiendes que en ése momento tan sólo tiene un compañero de viaje, la soledad. Y al igual que todos los demás fans, yo también me muero por saber hacia donde se dirige nuestra amada Ellie. Conociéndola no volverá a Jackson, yo en su lugar no lo haría sino que me buscaría un lugar para establecerme mientras exploro el mundo a mi antojo. En fin, mi intención con esto es compartir con toda la comunidad mis pasiones, opiniones y emociones con respecto al universo TLOU. En conclusión, deseo con toda mi alma ver y gozar algún día de un TLOU parte III para que así nuestra Ellie tenga la oportunidad de redimirse y tener un final digno y el que en definitiva se merece. Gracias TLOU España por regalarnos estas reflexiones y un espacio común para compartir todo lo que nos gusta de estos personajes que tienen nuestro corazón para siempre.

    Responder

Deja un comentario