¿Hacer parte 2?

Esta es una de las cuestiones que muchos de nosotros se han planteado alguna vez, tanto antes como durante la producción y sobre todo tras ver el producto final ¿Hacía falta The Last of Us Part II? Naugthy Dog nos lanza y contesta a esta misma pregunta en su documental Grounded II lanzado recientemente en una actualización de The Last of Us Part II Remastered.

Grounded II

La respuesta no es sencilla, pues como dice Neil Druckmann, y muchos de los trabajadores de la primera parte apuntaron, el primer juego tiene un final redondo. Un final que puede quedarse sin resolver. Es precisamente el apego que comparten los creadores del juego y los jugadores lo que hace esta decisión tan difícil y un temor generalizado en las oficinas de Naugthy Dog. Sin embargo, muchos miembros de Naugthy Dog y el propio Neil, sabían que esta historia no podía quedar así.

Ashley Johnson conoce a su personaje como nadie, y explica en el documental “Ellie tiene un detector de gilipolleces y estaba asustada de preguntar en ese preciso instante”, incluso Anthony Newman reconoce que “Ellie vivía con una mentira” lo cual dejaba la puerta abierta a una segunda parte de esta historia.

Neil confesaba que tenía clara la secuela, una continuación centrada en Ellie como personaje principal. Durante la primera parte, vemos como Ellie evoluciona con el jugador como una co-protagonista, a diferencia de lo que pudiéramos pensar inicialmente de su papel en la historia. El personaje se desarrolla como alguien único e icónico en la saga y no podían desperdiciar eso.

Por otro lado, Neil nos explica como tenía claro que Joel enseñaría a Ellie a tocar la guitarra, algo que se vio en el “One Night Live”, obra de teatro donde los actores de voz y movimiento del videojuego dieron vida a sus personajes. En esta obra, pudimos ver la que sería la primera escena de Joel cantando y tocando la guitarra para Ellie, una escena que no se produciría en nuestras consolas hasta The Last of Us Part II y que Neil planteaba como el final de Part I, algo que acabó introduciéndose en el segundo juego.

En el documental, Neil nos explica que era imposible separar todo en aventuras diferentes o historias diferentes, todo era parte de la misma. Así que ¿Por qué poner un subtítulo a la segunda entrega? Debían ser parte de la misma historia, y por eso es Part II, porque son parte de un todo. Os dejamos el documental Grounded II del canal de Youtube de Naugthy Dog para que podáis verlo por vosotros mismos.

¿Es necesaria una segunda temporada de la serie?

Ante los diferentes problemas presentados en con la segunda entrega de The Last of Us, como vimos en noticias anteriores sobre las consecuencias a la actriz de movimiento de Abby y al equipo de Naugthy Dog, debido a los eventos que le suceden a Joel y la crudeza de la violencia de la segunda entrega, muchos miembros del fandom se preguntan si es necesaria una segunda temporada de la serie.

Este es un tema que no se somete ya a debate, ya que ahora mismo se está produciendo el rodaje de la segunda temporada en Vancouver. Sin embargo, es uno de los temores que tienen en mente los fans de esta propiedad intelectual, y es que estiman una vuelta al mismo estado que durante el estreno del videojuego.

Muchos de los razonamientos para evitar esta segunda temporada, abaladas por el miedo, el resentimiento o el odio hacia esta segunda parte, comparten su preocupación por los actores o por HBO. Estiman que un producto tan redondo como es el primer juego no cabe a tener una segunda temporada, pero volvemos a encontrarnos con los argumentos vertidos justo en el documental y dichos por Ashley. Ellie sabe que Joel le mintió.

Con respecto a la preocupación por los actores, muchos esgrimen el argumento de que la muerte del personaje de Pedro Pascal, hará que muchos de los fans, externos a la propiedad intelectual, se enfaden con la producción, pues no quieren ver morir a su actor favorito. A pesar de eso, recordamos que Pedro Pascal es el primero en jactarse de construir su carrera a base de saber morir, como demuestran muchos de sus personajes en otras producciones de HBO.

La preocupación con respecto a los fans sobre Kaitlyn Dever, actriz de Abby en la segunda temporada, irían fundadas por la ola de odio que podría llegar a dicha profesional. Una ola de odio que ya sucedió con Bella Ramsey, actriz de Ellie, en la primera temporada, y que supieron remitir haciendo quedar a los que la criticaban por su aspecto como personas cegadas por odio y con falta de sensibilidad.

En tanto a las preocupaciones sobre las posibles pérdidas de HBO, recordamos que The Last of Us en su primera temporada ya ha resultado rentable como para la creación de una segunda temporada. Os recordamos muchos de los picos de audiencia que han tenido a lo largo de los estrenos en Estados Unidos. Picos que han llegado a superar a obras consolidadas en la plataforma.

Deja un comentario